Todo lo que debes saber para tu boda católica

Dos mil años de tradición confieren a la Iglesia Católica una basta experiencia en la celebración de uniones matrimoniales. El ritual católico de la boda guarda todos los elementos más antiguos del simbolismo y el misticismo cristianos, pero al mismo tiempo esa Iglesia ha sabido a lo largo del tiempo adaptarse a las necesidades de los tiempos modernos, y por lo tanto el rito que se desarrolla durante la celebración de una boda posee toda la magia y el significado que la unión matrimonial requieren. Muchas parejas lo toman sólo como una costumbre, como un paso que se debe dar al cual ven como algo pintoresco, una ocasión donde lucirse y representar una actuación bonita frente al gran público de familiares y amigos. Sin embargo una ceremonia nupcial es mucho más que eso y desde el punto de vista religioso es un compromiso y un juramento de amor frente a Dios. Por eso es importante que todo el mundo tome conciencia del valor y significado que una boda católica posee y cuales son los requisitos antes, durante y después de la boda. Vamos a dar los fundamentos y requisitos básicos que una pareja debe observar ante su inminente matrimonio.

La Iglesia Católica reconoce el derecho que cualquiera de sus fieles tiene para contraer matrimonio con cualquier persona del sexo opuesto sin importar su raza, procedencia social o religión, respetando esa decisión siempre y cuando se encuentre dentro de los usos y costumbres que la moral cristiana predica. Así, la iglesia permite a sus fieles la celebración de las llamadas bodas mixtas, que pueden realizarse en parte con el ritual católico y en parte con la ceremonia de cualquiera de las otras iglesias cristianas evangélicas o protestantes. Si bien no está prohibido realizar el matrimonio mixto con personas de otras religiones, la Iglesia Católica lo desaconseja para sus fieles. Pero en nuestro artículo sólo vamos a ver los requisitos que deben observar los futuros esposos donde ambos son católicos.

El acto del matrimonio es para la Iglesia Católica y sus fieles un sacramento, y por lo tanto sólo reconoce su validez a través de la celebración de la boda oficiada por un sacerdote o ‘persona autorizada’ y bajo la forma del ritual católico. Una pareja que sólo contrae matrimonio a través del registro civil es para la Iglesia un concubinato y carece de la bendición de Dios a través de su administradora terrenal. La Iglesia recomienda a toda pareja que piensa contraer matrimonio conocer ciertos detalles antes de tomar decisiones. Por ejemplo ¿Cual es la mejor época del año para casarse? Si bien la Iglesia no pone restricciones a este respecto y permite celebrar matrimonios durante todos los días del año, existen ciertas fechas que no son permitidos por su significado, como ser la Semana Santa y en general la Cuaresma. El sitio recomendado para contraer matrimonio es alguna de las dos parroquias a las cuales pertenecen cada uno de los novios o en la que tiene jurisdicción sobre la vivienda donde vivirán los nuevos esposos. En cuanto al celebrante, este puede ser un obispo, un presbítero, un diácono o un laico que esté autorizado por la superioridad eclesiástica; aunque este último caso sólo se permite en casos de extrema necesidad. Son los esposos quienes dan sentido a la celebración y quienes hacen sus votos frente a Dios, mientras que el celebrante es quien da la bendición. Otro de los requisitos es que ambos novios deben haber recibido el sacramento de la confirmación, de no ser así deberán hacerlo antes de la boda.

Otra de las preguntas que muchos desean saber es si es obligatorio comulgar durante la ceremonia de la boda. No es obligatorio aunque la Iglesia recomienda que se sellen los votos matrimoniales con la celebración de la eucaristía, la cual se suele presentar en sus dos especies de pan y vino. La Iglesia Católica ha ido menguando en su rigidez para con los requisitos y en nuestros tiempos ni siquiera el sacramento de la confesión es obligatorio para contraer matrimonio. aunque los obispos siempre recomiendan hacerlo de manera insistente, pues una manera de preparación interior que ayudará a estar en sintonía con la importancia del acontecimiento y mucho más aún si la pareja piensa comulgar durante la celebración. Lo importante que la Iglesia quiere recalcar a sus fieles es la importancia de asistir al sacramento del matrimonio con un estado espiritual acorde al acontecimiento. Los cursos que la Iglesia da a los novios antes de la boda son obligatorios, pero otra vez si existiera algún impedimento por fuerza mayor, como ser que uno de los novios viva en el extranjero, esta obligación puede obviarse.

¿Cuál es la edad mínima para contraer matrimonio? Según la iglesia católica las edades límites para poder casarse son de no menos de 16 años cumplidos para el varón y no menos de 14 para la mujer. Pero en cualquiera de los casos los menores siempre necesitan e consentimiento y autorización de los padres para poder contraer matrimonio. Por otro lado la documentación requerida para poder iniciar el trámite ante la parroquia idónea incluyen la partida de nacimiento de ambos novios, el certificado de bautismo, una identificación expedida por el gobierno con foto y el certificado del cursillo matrimonial. Estos documentos formarán parte del expediente matrimonial que la Iglesia guardará y que será firmado por los novios una vez hagan sus votos y reciban la bendición, para lo cual será necesaria la presencia de testigos que también firmarán dicho expediente. Una vez se celebre la boda los flamantes esposos recibirán su certificado de matrimonio, el cual deberán posteriormente presentar ante el juzgado para obtener el libro de familia. Por último y no menos importante, un tiempo antes de celebrarse la boda, las respectivas parroquias de cada cónyuge publicarán las amonestaciones para ver si existiera algún impedimento de realizar la boda, que en caso negativo dará la luz verde para su celebración.